Fortalecerán redes comerciales y competencias tecnológicas de MiPYMEs de México y Chile



· La UAM Azcapotzalco y la Universidad de Valparaíso de Chile ponen en marcha el Programa Internacional de Colaboración: MiPyme contra el COVID en Latinoamérica.

· Se trata de una respuesta de ambas instituciones académicas para hacer frente a la emergencia económica y social que enfrentan las micro, pequeñas y medianas empresas a causa de la pandemia.

· Esta alianza impulsada por la UAM Azcapotzalco se apoyará a 2 mil MiPymes en este año.


La Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco, UAMedia Internacional y la Universidad de Valparaíso de Chile, pusieron en marcha el Programa Internacional de Colaboración: MiPyme contra el COVID en Latinoamérica, que tiene como objetivo a través de la colaboración conjunta apoyar a las microempresas de ambos países que se vieron afectados por la pandemia del COVID19.

El programa tiene como características la gratuidad, al no solicitar ninguna retribución económica a las personas y organizaciones; es incluyente, ya que cualquier MiPyme puede solicitar el apoyo; multitecnológico al adaptarse a las características tecnológicas de las personas y organizaciones y sensible, ya que está pensado para ofrecerse a quien lo necesite.

Estudiantes mexicanos y de Chile apoyarán y acompañarán a las MiPymes en el proceso de fortalecimiento de sus redes comerciales y competencias tecnológicas a través de la intervención estratégica, que les ayudará a fortalecer y mejorar su visibilidad digital en múltiples plataformas, buscando mejorar los escenarios para ofertar sus productos y servicios y promover sus ventas.

El programa inicia con la participación de estudiantes mexicanos de la UAM unidad Azcapotzalco y de Chile de la Universidad de Valparaíso, quienes intervendrán a 200 MiPymes.


José Luis Meza Orellana, director de Relaciones Internacionales de la Universidad de Valparaíso, subrayó la importancia de celebrar este encuentro entre ambas instituciones en la que cada una pone tiempo, esfuerzo, inteligencia y compromiso en bien de otra persona o institución. “Las universidades encontramos día a día en nuestros socios internacionales el apoyo y la posibilidad de seguir aportando al desarrollo de nuestras comunidades”.


El Rector de la UAM unidad Azcapotzalco, Oscar Lozano Carrillo comentó que es fundamental estos apoyos que se han venido generando entre las universidades de la región. Es, dijo, llevar a la universidad a donde tiene que estar, que es con la sociedad.

“La pandemia nos ha enseñado muchas cosas, la crisis nos ha pegado a todos y hay tristeza, angustia e incertidumbre, pero con proyectos como este de colaboración conjunta entre las universidades, es precisamente como podemos desde las plataformas, desde los espacios donde se genera conocimiento ofrecer esperanza con trabajo profesional y con colaboración social a quienes se han visto afectados”, subrayó Oscar Lozano Carrillo.

Señaló que al menos el 20% de las microempresas en la región de Latinoamérica han cerrado, “es muy fuerte lo que está pasando y es importante apoyarlas para que logren reinventarse. En este paradigma de cambio que estamos visualizando, experiencias como ésta, donde conjuntamente trabajamos como aliados en América Latina son esenciales”.


El Rector de la UAM, José Antonio de los Reyes Heredia, señaló que el Programa Internacional de Colaboración: MiPyme contra el COVID en Latinoamérica, llevará a conseguir una vinculación más efectiva con nuestros pueblos. “La historia de Latinoamérica nos ha llevado por caminos que son convergentes en muchos de los casos, hemos vivido desde hace varios siglos una historia común que nos ha llevado por caminos paralelos. Hoy en día y frente a la pandemia, la vida contemporánea exige encontrar nuevas rutas que permitan a nuestras sociedades alcanzar el pleno bienestar a través de las acciones que las instituciones de educación superior podemos aportar”.

Señaló que para la UAM este tipo de vinculaciones con otras universidades de la región y con la sociedad a partir de este programa de apoyo a las MiPymes, es el escenario ideal para que los estudiantes desarrollen habilidades directamente en campo. “Que mejor que sea a través de la formación de jóvenes estudiantes que van a empujar muchas de las acciones y sobre todo llevar una ruta en la cual se tienen metas muy precisas, que, permitirán que los pequeños y medianos empresarios logren superar los efectos de la pandemia por COVID”.


El Doctor Carlos Lara Aspeé, vicerrector de Vinculación con el Medio de la Universidad de Valparaíso, destacó la experiencia directa que representará para los estudiantes de ambos países participar en este programa.

“Hay una acción muy importante sobre las MiPymes de nuestros países para que logren salir adelante luego de los efectos que la pandemia ha traído, sin embargo, será también muy importante la experiencia que van a tener los estudiantes. Reunir estudiantes de ambos países va a potenciar la experiencia que van a tener al apoyar un caso, o una situación en particular. Estoy seguro de que se obtendrán cosas muy positivas, porque además de contribuir a una formación integral de los estudiantes, estamos respondiendo a la responsabilidad que como instituciones tenemos con nuestra sociedad”, afirmó Carlos Lara Aspeé.


El Programa Internacional MiPyme contra el COVID, forma parte de una iniciativa impulsada por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco, que suma las voluntades de 8 universidades Latinoamericanas, públicas y privadas.


Las ocho universidades que participan son: La Universidad Autónoma Metropolitana, La Universidad Privada Boliviana, la Universidad de Valparaíso de Chile, el Tecnológico de Antioquía y la Corporación Universitaria Americana de Colombia, la Universidad de Guayaquil de Ecuador, la Universidad Nacional de Asunción de Paraguay y la Universidad Nacional de Frontera de Perú.


Actualmente, la Universidad Autónoma Metropolitana – Azcapotzalco apoya alrededor de 1,500 organizaciones y MiPymes en diversos estados de la República Mexicana y en 8 países de Latinoamérica, y su objetivo es llegar a 2 mil al finalizar el año.