La inflación en México 2022

En México los encabezados de periódicos, la televisión y redes sociales mencionan inflación y crisis, pero ¿Qué es la inflación? ¿Por qué se da la inflación?, y ¿Qué es lo que podemos hacer frente a un incremento de la inflación? De acuerdo con la definición del Banco de México "La inflación es el aumento sostenido y generalizado de los precios de los bienes y servicios de una economía a lo largo del tiempo. El aumento de un sólo bien o servicio no se considera como inflación. Si todos los precios de la economía aumentan tan solo una vez tampoco eso es inflación" [1]

La inflación conforme a la definición del Banco de México (Banxico) "es el aumento generalizado y sostenido de precios de bienes y servicios en un tiempo determinado". Es decir, los precios de bienes y servicios aumentan de manera constante en un determinado tiempo.

Desde la teoría económica la inflación es provocada por distintos factores endógenos y exógenos, generalmente desde el lado de la oferta y demanda, es necesario enfatizar que en la realidad el fenómeno de la inflación se da y se refleja diferente.


La inflación en México es calculada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), con el índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), tomando datos de 235 mil precios en 46 ciudades diferentes del país, el cual se mide de manera quincenal y para ello se toma en cuenta la canasta básica, que contiene 283 conceptos genéricos los cuales se agrupan en 48 de la actividad económica y preferencias de los consumidores mexicanos en el tiempo.


En julio de 2022 el INPC aumentó un 0.49% respecto a la primera quincena del mes, esto derivado a la inflación la cual ha ido en aumento mes con mes. Por lo tanto, podemos definir que la inflación es la variación de los precios del año anterior respecto al año actual, este resultado puede ser positivo o negativo. En México, en lo que va del año la inflación ha incrementado en un 4.04%, actualmente a julio de 2022 se presenta en un 7.41%, siendo este el valor más alto desde hace 21 años. En años anteriores se mantuvo una inflación anual que oscilaba entre 3% al 4.5% e incluso en el 2015 se llegó a registrar un decremento de la inflación reportando un 2.13%.


El conjunto de variables económicas es lo que detona en una crisis, inflación creciente, crecimiento económico estancado y salarios mínimos que no cubren ni el valor de una canasta básica. Siguiendo este sentido, el efecto negativo de la inflación se ve reflejado en la sociedad, en el poder adquisitivo de familias e individuos e incluso en negocios y empresas.


A la fecha de realizar esta nota informativa, el salario mínimo en México es de $172.87 pesos diarios, un total de $5,255 pesos al mes (a excepción de la zona norte del país). El salario mínimo se establece a partir de cubrir las necesidades básicas de las familias e individuos entre ellas se consideran; vivienda, alimentación, vestimenta, transporte, educación, deportes, actividades culturales y entretenimiento. Es importante mencionar que, derivado de la pandemia de COVID-19 de manera indirecta se añadieron al consumo productos como gel antibacterial y cubrebocas, lo que reduce aún más la disposición del ingreso.


En una investigación realizada por el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), se informó que para adquirir los 123 productos de la canasta básica da un total de $11,529 pesos mexicanos, cabe mencionar que si a este monto le sumamos servicios básicos como son la luz, el agua, etcétera, los gastos mensuales oscilan entre los $22,182 pesos mensuales, demasiado alejado del total del salario mínimo.


Datos obtenidos por el INEGI, consulta septiembre 5, 2022 https://www.inegi.org.mx/temas/inpc


Como se muestra en la gráfica anterior, la inflación en México ha tenido un incremento constante desde el inicio de la pandemia, con una ligera baja en el mes de enero de 2021, sin embargo, en el primer trimestre del 2021 hubo un aumento de más del 3%, y así se mantuvo incrementando hasta la fecha con una tasa de inflación anual del 8.150%.


¿A qué se debe la inflación en México?


No es novedad que la crisis por la pandemia COVID-19 sigue haciendo estragos en la economía mexicana y el mundo. Estancamiento y recuperación suspendida es lo que define la situación actual. En el momento en el que parecía una baja en los contagios, el regreso a la nueva normalidad y algunas formas de reactivación económica, la situación en el mundo presenta la guerra entre Rusia y Ucrania, la cual ha desencadenado una serie de efectos económicos negativos en el mundo, afectando las cadenas de suministro, desaceleración del PIB mundial y reducción de la oferta de bienes y servicios, sobre todo a países.


Por lo que, podemos definir que la alta inflación en México es indirecta ya que al menos el 75% del Producto Interno Bruto (PIB)[2], en México está relacionado con el comercio exterior sobre todo con Estados Unidos, quien registró los más altos niveles de inflación en las últimas cuatro décadas, con incremento de precios de gasolina, alimentos y alquiler, y con quien México sostiene relaciones económicas.


Comúnmente las economías reaccionan a la inflación con aumento de la tasa de interés, lo que nos lleva a un crecimiento estancado o decreciente. El aumento de la tasa de interés afecta sobre todo a los créditos y préstamos que emiten los bancos, esto provoca que tener o adquirir un crédito sea más caro, las empresas no usan herramientas como la deuda para financiar proyectos, a largo plazo provoca aumento de la tasa de desempleo. La justificación para optar por medidas como el aumento de la tasa de interés es tener menos cantidad de dinero en circulación y así poder contrarrestar la inflación, sin embargo, afecta a la población mexicana que adquirió un crédito.


Se tienen que revisar y modificar las medidas que adopta Banxico ante fenómenos como la inflación, al afectar una gran parte de la población y con resultados a largo plazo que no son generalmente positivos. Actualmente el Banco de México anunció un incremento en la tasa de interés del 7.75% una de las más altas en los últimos 14 años.


¿Qué podemos hacer frente a la inflación y una posible crisis?


La mayoría de los artículos relacionados con la inflación y las finanzas personales, toman como solución la reducción de gastos, lo cual parece imposible ante salarios que no cubren ni el costo de una canasta básica, es totalmente cuestionable la manera en que el Gobierno y el Banco de México reaccionan ante la inflación, ya que son los responsables de garantizar alimentos, salud,educación y empleo ante cualquier fenómeno, ya que los individuos en su conjunto no pueden solucionar problemas macroeconómicos.